El Tiramisú es un postre italiano buenísimo que se suele elaborar en una fuente y después servirlo en raciones.

En esta ocasión vamos a preparar este postre clásico en copas de cristal. Quedan muy elegantes y son ideales para cualquier celebración.

«Esta receta es perfecta para todos aquellos que no tienen mano alguna con la repostería.  Es muy fácil de hacer en casa y el resultado es espectacular.»

Guada

Ingredientes:

  • Bizcochos de soletilla o plancha de bizcocho
  • 200gr. café negro
  • 50gr. licor (licor café, aguardiente, amaretto..)
  • 100 gr. azúcar glass
  • 5 yemas de huevo
  • 500gr. queso Mascarpone
  • 1 cdta. azúcar vainillado
  • Un pellizco de sal
  • 50gr. cacao para adornar
  • Una hojas de menta.

Preparación:

  • Lo primero que haremos será preparar el café bien cargado, para que le aporte buen sabor el tiramisú. Cuando este lo dejamos enfriar y le agregamos un chorrito de licor para darle un toque de sabor. Reservar.
  • Montar la nata con el mascarpones. Reservar en el frigorífico.
  • Separamos las yemas de las claras de los huevos.
  • Montamos las claras a punto de nieve ligero y reservamos.
  • A continuación batimos las yemas, el queso, el azúcar vainillado y la sal.. La crema quedará con un color amarillo pálido.
  • Poner en un cuenco la crema de mascarpone con las claras montadas y mezclar con la espátula con movimientos envolventes, queda mucho mejor, así no se baja la mezcla.

Montaje:

  • Prepara las copas y pon bizcochos de soletilla en el fondo o base. La capa de bizcochos sea humedece con el café y el licor, para lo que puedes usar un pincel de cocina por ejemplo. Deben quedar húmedos pero no empapados, para que la base sea consistente.
  • Por encima echamos una capa de crema, cubriendo bien los bizcochos. Y luego repetimos una capa de bizcochos, esta vez bien mojados en café y licor, para que queden bien blandos, y encima echamos el resto de la crema. Alternar capas hasta llenar copas. Introducimos en la nevera durante, al menos, 3 horas, para que cuaje bien.
  • En el momento de servir espolvoreamos la superficie con el cacao en polvo y decoramos con unas hojas de menta.

Preparación:

  • Lo primero que haremos será preparar el café bien cargado, para que le aporte buen sabor el tiramisú. Cuando este lo dejamos enfriar y le agregamos un chorrito de licor para darle un toque de sabor. Reservar.
  • Separamos las yemas de las claras de los huevos.
  • Poner la mariposa y añadir las yemas, el queso, el azúcar vainillado y la sal. Programar 30 segundos velocidad 4. La crema quedará con un color amarillo pálido. Pasar a otro recipiente y enfriar. Reservar.
  • Lava y seca muy bien el vaso y la mariposa para que no tengan nada de grasa o las claras no montaran. Coloca la mariposa e incorpora las claras, la cucharada de azúcar y la pizca de sal y programar 3 minutos a velocidad 3.
  • Poner en un cuenco la crema de mascarpone con las claras montadas y mezclar con la espátula con movimientos envolventes, queda mucho mejor, así no se baja la mezcla.

Montaje:

  • Prepara las copas y pon bizcochos de soletilla en el fondo o base. La capa de bizcochos sea humedece con el café y el licor, para lo que puedes usar un pincel de cocina por ejemplo. Deben quedar húmedos pero no empapados, para que la base sea consistente.
  • Por encima echamos una capa de crema, cubriendo bien los bizcochos. Y luego repetimos una capa de bizcochos, esta vez bien mojados en café y licor, para que queden bien blandos, y encima echamos el resto de la crema. Alternar capas hasta llenar copas. Introducimos en la nevera durante, al menos, 3 horas, para que cuaje bien.
  • En el momento de servir espolvoreamos la superficie con el cacao en polvo y decoramos con unas hojas de menta.

Etiquetado en:

,