Hoy vamos a preparar una receta de solomillo muy fácil y sabrosa: Solomillo de cerdo con salsa de naranja y canela.

Con esta receta sorprenderéis a vuestros invitados, sobre todo, porque sorprende la salsa tan rica que lleva. Si queréis hacer algo diferente, os recomiendo hacer esta receta, creo que os gustará. También es una buena opción para los menús de Navidad.

El solomillo es una carne muy jugosa y tierna y muy aceptada por los niños. Con esta salsa de naranja, donde se encuentra el contraste de sabores ácido-salado, os va a hacer a todos mojar pan hasta que se acabe.

«Lo podéis acompañar con arroz, con champiñones, en general con cualquier tipo de verdura. «

Guada

Ingredientes:

  • 60 gr. de aceite de oliva virgen
  • 500 gr. solomillos de cerdo
  • 120 gr. de cebolla cortada en trozos
  • 120 gr. de zanahoria cortadas en rodajas
  • 30 gr. de mantequilla
  • 100 gr. de vino blanco
  • 150 gr. de zumo de naranja
  • 200 gr. de agua
  • ESPECIAS:
  • Una pizca de canela molida
  • 1 clavo
  • 1 hoja de laurel
  • 1 cucharadita de sal
  • pimienta negra molida al gusto
  1. Picar las cebollas y las zanahorias, sofreír en una sartén con las dos cucharadas de aceite de oliva. Mientras se hace, quitar todas las partes grasas a los solomillos.
  2. Cuando empiece a tomar color añadir los solomillos de cerdo previamente salpimentados y dar unas vueltas hasta que se doren.
  3. A continuación Incorporamos el resto de ingredientes: zumo de naranja, vino blanco, agua y las especias: canela, clavo, la hoja de laurel, la sal y la pimienta (aproximadamente unos 15 minutos, aunque depende de su grosor). A mitad de cocción dar la vuelta a los solomillos. Si se observa que se consume demasiado la salsa, añadir un poco de agua caliente.
  4. Sacar los solomillos, dejarlos enfriar un poco y cortarlos en medallones de un centímetro de grosor aproximadamente.
  5. Pasar la salsa que queda en la sartén por la batidora, retirando previamente las ramitas de canela, y en el momento de servir regar los medallones con la salsa caliente.

  1. Calentar el aceite en una sartén para dorar el solomillo.. Tienen que quedar dorado pero crudos por dentro, así que hazlo a fuego alto. Cuando estén fríos, envolverlos en film transparente y ponlos en el recipiente varoma.
  2. Filtramos el aceite donde hemos frito los solomillos y lo echamos en el vaso. Añadimos la cebolla y la zanahoria y picamos durante 8 segundos a velocidad 5. Añadimos la mantequilla y lo sofreímos todo junto durante 10 minutos a 100ºC y velocidad 1.
  3. A continuación Incorporamos el resto de ingredientes: zumo de naranja, vino blanco, agua y las especias: canela, clavo, la hoja de laurel, la sal y la pimienta. Colocamos el varoma y programamos 12 minutos a temperatura varoma y velocidad 1.
  4. Al terminar el programa, comprobamos el punto de la carne. Para ello, la pinchamos con un cuchillo de punta. Si la vemos muy cruda, programamos cinco minutos más a temperatura varoma y velocidad 1.
  5. Dejar enfriar la carne y cortar en medallones no muy gruesos.
  6. Retiramos del vaso la hoja del laurel y trituramos el resto de los ingredientes para hacer una salsa programando 1 minuto a velocidad 8.
  7. Podemos verter la salsa sobre la carne o bien colocarla  en una salsera y servimos.

Etiquetado en:

,