Pollo en pepitoria, guiso tradicional que cada vez se ve menos en los restaurantes y en los recetarios de cocina.

Esta receta tradicional de pollo en pepitoria la podéis guisar con antelación. De un día para otro la salsa se asienta y se intensifican los sabores. Podéis servirlo con arroz blanco, patatas o verduras de vuestro gusto.

» El pollo en pepitoria es un buen ejemplo de receta casera y tradicional, de esas que suelen gustar a todo el mundo. «

Guada

Ingredientes:

  • 1 pollo troceado
  • 100 ml. aceite de freír el pollo
  • Harina
  • 100 gr. almendras, fritas o tostadas
  • 2 huevos duros
  • 300 gr. cebolla
  • 250 ml. vino blanco ( 2 y 1/2 cubiletes)
  • 150 ml. agua  ( 12 y 1/2 cubiletes)
  • Unas hebras de azafrán
  • 2 pastillas de ave
  • sal
  • pimienta
  1. Pela las cebollas y córtalas muy finas. Las ponemos en una sartén con aceite a fuego medio para que se vaya pochando, esperando a que se vuelva cada vez más transparente y blandita, tardará unos 10 minutos.
  2. Mientras la cebolla está cocinándose, echa sal y pimienta a los trozos de pollo por ambos lados. Pon en un plato hondo unas cucharadas de harina y pasa cada trozo de pollo por ella, enharinándolo por completo.
  3. En una sartén con el fondo cubierto de aceite y a fuego fuerte ve poniendo los trozos de pollo dejando que se doren ligeramente unos minutos por cada lado. Esto sirve para sellar la carne y que el interior se mantenga jugoso. Reservar.
  4. Pela los ajos y córtalos en láminas, y cuando la cebolla esté transparente y blanda, añádelos a la sartén. Echa también la almendra molida y remueve bien.
  5. Sube un poco la temperatura del fuego e incorpora el vino a la sartén con la cebolla y las almendras y deja que se reduzca durante un par de minutos.
  6. Ahora introduce en esa sartén los trozos de pollo y añade el caldo de pollo (debe cubrirlo casi por completo). Pon también las hebras de azafrán (deberás tostarlas previamente colocándolas entre papel de aluminio y pasándole un mechero por fuera) o un poco de colorante.
  7. Deja que se cocine todo a fuego medio durante aproximadamente 40 minutos, que es cuando el pollo estará listo y jugoso.
  8. Pasar a una fuente y decorar con huevo duro picado.

  1. Pon en un plato hondo unas cucharadas de harina y pasa cada trozo de pollo por ella, enharinando por completo. Freír el pollo en una sartén y lo vas colocando en una bandeja para horno.
  2. Poner las almendras en el vaso y picar a velocidad 5-7-9, progresivo. Retire del vaso y reserve.
  3. Ponga en el vaso el aceite de freír el pollo, la cebolla  y programe 6 segundos, velocidad 6. A continuación programar 5 minutos, temperatura 100º, velocidad 2..
  4. Añadir las almendras reservadas, el vino, el agua, el azafrán, la sal, la pimienta y las pastillas de caldo.  Programar 10 minutos, 100º, velocidad 2, retirar el cubilete y colocar sobre la tapa el cestillo en posición invertida para evitar salpicaduras y que evapore mejor.
  5. Cuando pare, triturar bien la salsa y añadir el perejil picadito.
  6. Vierte la salsa sobre el pollo.
  7. Espolvorear los huevos duros picados por encima y hornear 30 minutos a 200º.

Etiquetado en:

,