El helado de yogur se ha popularizado mucho en los últimos años, ya que es una de las recetas para niños de helado más fáciles de preparar.

Los helados caseros pueden ser muy nutritivos en verano si utilizamos ingredientes saludables.. Te propongo una versión muy sencilla y rápida para cualquier ocasión.

Ingredientes

  • 200 ml nata montar
  • 2 yogur griego
  • 3 yemas
  • 3 claras
  • 100 gr. azúcar
  • 1 pizca de Sal
  1. Pon la nata en un bol y montala con una batidora eléctrica de varillas. Resérvala en la nevera.
  2. A continuación ponemos las yemas de 3 huevos que teníamos preparados y 50 gr. azúcar blanco y batimos. Vierte esta mezcla en un bol y ponlo a enfriar en la nevera un rato.
  3. Echar las claras de los huevos con una pizca de sal y montamos a punto de nieve. Cuando estén a punto añadir lentamente los restantes 50 gr. de azúcar. La mezcla debe parecer como para merengue.
  4. A continuación se mezclan las dos cremas las de las yemas y la de las claras, pero debes hacerlo poco a poco y con mucha suavidad con la ayuda de una espátula.
  5. Para acabar añade la nata montada que preparaste al principio mezclando con mucha suavidad y después vierte la mezcla en un recipiente de cristal que puedas meter en el congelador.
  6. Una vez en el congelador, y cada 30 minutos aproximadamente, remueve para lograr una textura cremosa.
  7. El helado debe estar unas 6 horas en el congelador y no te olvides de sacarlo unos minutos antes de servirlo.
  8. Consumirlo solo o acompañado de frutas, nubecitas, siropes…..

Consejo

Antes de consumir el helado de yogur, no olvides sacarlo del congelador 15 minutos antes. De esta forma, además de estar mucho más manejable, apreciarás mejor su sabor.

Si quieres cambiar el sabor de tu helado, puedes sustituir los yogures naturales por cualquier otro sabor: plátano, chocolate…

  1. Coloca la mariposa en las cuchillas de la Thermomix y echa 200 ml. de nata en el vaso. Ponla a velocidad 4 hasta que veas que monta. Vierte la nata montada en un bol y resérvala en la nevera.
  2. A continuación quita la mariposa de las cuchillas y sin lavar el vaso echamos las yemas de 3 huevos que teníamos preparados y 50 gr. azúcar blanco. Programa 2 minutos a 70 grados y a velocidad 4 y después añade dos yogures griego natural y programa velocidad 1 sin tiempo. Ve subiendo la velocidad hasta llegar al nivel 6, así conseguiremos una mezcla homogénea. Vierte esta mezcla en un bol y ponlo a enfriar en la nevera un rato.
  3. Lava y seca el vaso, pon de nuevo la mariposa en las cuchillas y echa las claras de los huevos con una pizca de sal y un chorrito de vinagre. Programa 5 minutos a 37 grados y velocidad 3. Cuando sólo falte un minuto añade lentamente el resto del azúcar blanco (50 gr.).
  4. A continuación se mezclan las dos cremas las de las yemas y la de las claras, pero debes hacerlo poco a poco y con mucha suavidad con la ayuda de una espátula.
  5. Para acabar añade la nata montada que preparaste al principio mezclando con mucha suavidad y después vierte la mezcla en un recipiente de cristal que puedas meter en el congelador.
  6. Una vez en el congelador, y cada 30 minutos aproximadamente, remueve para lograr una textura cremosa.
  7. El helado debe estar unas 6 horas en el congelador y no te olvides de sacarlo unos minutos antes de servirlo.
  8. Consumirlo solo o acompañado de frutas, nubecitas, siropes…..

Consejo

Antes de consumir el helado de yogur, no olvides sacarlo del congelador 15 minutos antes. De esta forma, además de estar mucho más manejable, apreciarás mejor su sabor.

Si quieres cambiar el sabor de tu helado, puedes sustituir los yogures naturales por cualquier otro sabor: plátano, chocolate…

«Te recomiendo presentarlo con frutas, fresas, kiwi…..y un toque de chocolate»

Guada

Etiquetado en:

,