La buttercream es básicamente una combinación de mantequilla mezclada con azúcar (dependiendo de la receta puede contener otros ingredientes) con la que se obtiene una crema ligera y suave para rellenar o cubrir pasteles y cupcakes y para crear decoraciones.

Esto significa que la buttercream es un excelente medio para decorar bordes e incluso hacer flores en las tortas. También es muy adecuado para escribir nombres. La Buttercream está hecho con mucha más grasa que el fondant, esto puede darle un sabor más exuberante y rico que muchos prefieren, al fondant.

Si quieres guardar el buttercream hazlo dentro de un recipiente hermético y guárdalo hasta una semana en la nevera, también puedes congelarlo durante un mes en el congelador y luego descongelarlo a temperatura ambiente.

» No todas las cremas de mantequilla se preparan igual, hay diferentes recetas y cada una de ellas utiliza diferentes ingredientes y métodos de elaboración;.»

Guada

Os dejo dos recetas de Buttercream de chocolate sacadas del programa CUPCAKE MANIAC, la primera es un chocolate más claro y la segunda especial para los más chocolateros.

Ambas ideales para rellenar tartas o decorar cupcakes.

Buttercream chocolate (Opción 1)

  • 100 g de chocolate
  • 250g de mantequilla
  • 250 de icing sugar,
  • 1 cucharada de leche
  • y 1 cucharadita de extracto de vainilla.
  1. Lo primero: derretimos 100 g de chocolate con leche al baño maría o en el microondas y dejamos que se temple. No tanto como para que se quede duro de nuevo pero hay que asegurarse de que NO está aún caliente. Si está caliente, derretirá la mantequilla y se acabó el invento.
  2. A continuación, con la batidora, batimos 250g de mantequilla con 250 de icing sugar, 1 cucharada de leche y 1 cucharadita de extracto de vainilla. Cuando la mezcla esté homogénea (lo notaréis porque se pone más blanca), añadimos el chocolate (NO caliente) sin dejar de batir y batimos un par de minutos más, por lo menos. Si está un poco líquido, debería engordar si seguís batiendo.

Buttercream chocolate (Opción 2)

  • 115 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 425 g azúcar glass
  • 85 gr cacao en polvo sin azúcar
  • 105 ml leche
  1. Tamizamos bien la harina y el cacao, lo podemos tamizar todo al mismo tiempo. Añadimos el resto de los ingredientes a temperatura ambiente. Después empezamos a batir los ingredientes con una batidora. Batimos tres minutos como mínimo y el máximo todo el que queráis. Tenemos que conseguir una textura similar a la de un helado.
  2. Tamizamos bien la harina y el cacao, lo podemos tamizar todo al mismo tiempo. Añadimos el resto de los ingredientes a temperatura ambiente.
  3. Después empezamos a batir los ingredientes con una batidora. Batimos tres minutos como mínimo y el máximo todo el que queráis. Tenemos que conseguir una textura similar a la de un helado.

Etiquetado en:

,